Control de plaga de productos almacenados




Es importante realizar servicio de control de plagas a granos almacenados ya que en caso de contar con plaga, ésta puede ocasionar grandes pérdidas económicas al mermar rápidamente los granos que pueden portar larvas, las cuales salen y contaminan otros granos y pueden infestar un almacén rápidamente.

El tratamiento es con gas; se tiene que sellar perfectamente el almacén o silo para poder mantener las concentraciones del gas en un periodo determinado, esto asegurara que todas las plagas son eliminadas.

El grano es una fuente importante de carbohidratos y proteínas para la gente de escasos recursos en el mundo. Sin embargo, existen factores que limitan su producción, entre ellos, los insectos, los roedores y las enfermedades, que no sólo menguan los rendimientos al alimentarse del grano, sino que lo contaminan y reducen su calidad.

Los insectos se convierten en plagas cuando el tamaño de la población o los daños que causan, o ambos, exceden los valores normales. A estos límites se les conoce como umbral de daño económico, el cual constituye una amenaza para las cosechas y un riesgo para la inversión del agricultor.

Las plagas atacan cualquier parte de la planta, incluso el grano, y se les asocia a enfermedades y otros riesgos sanitarios, como la presencia de hongos y toxinas. El grano almacenado es una fuente ideal de alimento para los insectos, que están adaptados a situaciones de confinamiento.

El grupo de las palomillas (gusano elotero, cogollero, barrenadores y palomillas de almacén) y los escarabajos (gusanos de raíz y de alambre, gallinas ciegas, gorgojos y barrenadores del grano) son algunos de los insectos más importantes y que más daños causan al maíz.

En casos de infestaciones importantes, se recomienda fumigar. Es importante tomar en cuenta que estos servicios, así como cualquier otro que implique la aplicación de químicos, tienen que ser realizados por empresas profesionales y con experiencia en control de plagas.